jueves, 12 de abril de 2018

3 juguetes de construcción a partir de tres años

Hoy seguimos con la segunda parte de nuestra colección de juguetes de construcción. Como os explicaba en la primera parte, después de explorar las posibilidades de los cubos apilables y las piezas de foam y madera, llegó a nuestras vidas el Lego

Casa construida con bloques de Lego Duplo

  • Lego Duplo / Lego Classic

Que contar sobre estos ladrillos de construcción que no se haya contado ya. Es un juguete atemporal, con el que pueden entretenerse horas y horas. La diversión no se termina nunca, las posibilidades son infinitas, ayuda a desarrollar múltiples habilidades: motricidad fina, creatividad, resolución de problemas (prueba y error)...

Empezamos con los Lego Duplo, recomendados desde 1 hasta los 5 años (aunque nosotros seguimos usándolos muchísimo). Las piezas son mas grandes y fáciles de encajar. Tenemos de diversas temáticas: granja, coches, bosque, piratas, princesas...aunque la realidad es que tenemos todas las piezas en una caja y vamos usándolas todas juntas para hacer lo que se nos ocurre. Si algún día queremos hacer algo concreto, sólo tenemos que consultar las instrucciones en la página de Lego.


Caja de almacenaje con piezas varias de Lego Duplo

Este juguete nos ha dado horas y horas de diversión y entretenimiento. En un principio él sólo hacía torres y apilaba las fichas sin sentido (aparente). Cuando quería algo concreto nos pedía que se lo hiciéramos (y observaba atentamente). Hemos llegado a hacer desde casas y cohetes, hasta peces, sirenas, cocodrilos o dinosaurios...lo bueno de este juguete es que el único límite lo marca su imaginación (y hasta ahora, nuestra habilidad). Alrededor de los tres años, empezó a hacer sus propias creaciones: casitas, naves sencillas...Cada vez hace cosas más complejas y a mi me fascina. Verlos crear, la dedicación y el empeño que ponen... no tiene precio.


Casa construida con piezas de Lego Duplo sobre base verde

Ahora que es más mayor, también hemos hemos usado estas piezas para aprender las letras, hacer sumas y restas, aprender los colores, los números. Seguro que si buscáis en Pinterest, encontraréis muchos recursos.

El Lego Classic se nos está resistiendo un poco más. Hemos montado alguna cosa, como el castillo que veis en las fotos, algún dinosaurio, camiones...y tenemos varias cosas más pendientes de montar. El problema es que no tenemos ninguna caja de piezas básicas, todo son kits para montar algo concreto. Y claro, una vez montado, con lo que le cuesta, luego no quiere desmontarlo. Así que cuando termina siempre vuelve al Duplo.


Castillo de la Bella y la Bestia construido con piezas de Lego Princess

En casa también tenemos el Lego Mindstorms, y aunque todavía es demasiado pequeño para entenderlo y usarlo, de vez en cuando se sienta con su padre a mirar como hace robots. 

  • Kapla

Este juego de construcción lo descubrimos en un parque de Navidad. Tenían un taller de Kapla para hacer construcciones y el enano FLIPÓ, así, en mayúsculas. Empezó a hacer una torre, alta, muy alta, tanto que la monitora del taller terminó por darle una escalera para que pudiera alcanzar a colocar las piezas.

Caja de 280 piezas de construcción Kapla

Se trata de unas plaquitas de madera alargadas. Todas las piezas son iguales, y aunque a priori pueda parecer que es un juego limitado, ofrece múltiples posibilidades: desde carreteras a animales, torres o palacios. Es increíble todo lo que se puede hacer con él. 

Junto a la caja nos llegó también un libro con ejemplos de construcciones, para inspirarnos o simplemente reproducir los ejemplos. Con el Kapla no hay que ensamblar nada como con Lego, solo es cuestión de equilibrio, imaginación e inventiva. 


Portada del libro de Kapla con ejemplos de construcciones

Páginas interiores del libro Kapla con ejemplos de construcciones

Quizás un poco más complicado para que niños muy pequeños hagan construcciones complejas, pero esto mismo lo hace tan interesante y desafiante. Lo que más me gusta respecto a Lego es que las piezas son de madera, cosa que me encanta y lo valoro muchísimo en un juguete. Lo que menos (no tanto a mi, sin a mis vecinos) es la escandalera que se forma cuando se cae (o tira) una construcción.

Ejemplo de construcción con piezas de madera Kapla

Lo regalamos cuando cumplió tres años, y aunque ha jugado muchísimo con él, es ahora cuando más partido le está sacando. Y lo que le queda. 

  • Pistas de canicas

De pistas de canicas (o tira bolas, como las llama el peque) tenemos de dos marcas: la que sale todos los años en Lidl, y una de Haba. Tanto una como la otra, vienen con piezas de madera, y además, incluyen toboganes puentes, túneles y piezas básicas de construcción, así como canicas.


Caja de pista de bolas de la marca Playtive Junior de Lidl

Caja de pista de bolas de la marca Playtive Junior de Lidl

Se trata de hacer circuitos para que las canicas puedan sortear los obstáculos sin caerse. Y no es fácil. Tienen que tener en cuenta la inclinación de las rampas, la posición de las piezas perforadas para desviar las bolas...requiere de mucha paciencia, planificación y razonamiento. Las posibilidades son muchas, y se puede ampliar hasta el infinito. 

Ejemplo de construcción de pista de bolas con las piezas de la marca Playtive Junior de Lidl

Por compararlas, os puedo decir que las de Lidl lo bueno que tienen es que traen "conectores" para las piezas, y las torres son mucho más estables. También son bastante más económicas. Pero el de Haba es muchísimo más completo y tiene todas las ampliaciones que uno se pueda imaginar. Tenemos pendiente comprobar si son compatibles.

Hasta aquí esta segunda parte con nuestra experiencia con los juguetes de construcción. Quedará pendiente una tercera parte, dónde os hablaré de los juguetes que han llegado a casa más recientemente. 

En nuestro Instagram podéis ver más de todos estos juguetes que os hemos enseñado. ¿Cuál es vuestro preferido?

No hay comentarios:

Publicar un comentario